Mientras en la 4T presumen que rechazan el voto corporativo, en los hechos, su candidata a la Gubernatura Lorena Cuéllar lo presume en redes sociales

En un nuevo acto de incongruencia ideológica, el secretario de organización del Movimiento por la Esperanza en Tlaxcala, Gilberto Flores Maldonado, sostuvo en sus redes sociales que en la 4T lucha contra el “voto corporativo, de presión y coacción”.

Sin embargo, la candidata de la coalición “Juntos haremos historia por Tlaxcala”, Lorena Cuéllar Cisneros, presumió en sus redes sociales el voto corporativo que le ofreció públicamente su ex compañero de partido -PRI- Justino Hernández Xolocotzi, Secretario General de la CROC en el estado de Tlaxcala.

Lo anterior, pese a que los propios estatutos del Morena establecen la prohibición expresa de voto corporativo, coacción o cualquier otra forma de presionar o inducir el voto a favor de cualquier candidato a un cargo dentro del partido.

A través de sus cuentas oficiales, la ex priista, ex perredista y ex pesista agradeció “a los más de 8,500 trabajadores y campesinos de la CROC” por sumarse a su proyecto, con lo cual dio por hecho que cada uno de los agremiados de esta agrupación sindical votarán por ella el próximo 6 de junio, bajo la influencia de su líder sindical.

Cabe recordar que, durante los 30 años que lleva de carrera política, Cuéllar Cisneros ha estado en cuatro partidos políticos diferentes, y en una reciente entrevista con Forbes, aseguró que su paso por el PRI no le afectará en su campaña para ser la próxima gobernadora; sin embargo, trata de revivir una vieja práctica antidemocrática, como lo es la de influenciar el voto de los afiliados de un gremio.

Deja un comentario