Las mujeres se encuentran abandonadas, aún en los entornos en los que se desenvuelven, pero sobre todo las jefas de familia tienen que luchar todavía más para poder llevar el sustento, procurarles una buena educación a sus hijos y buscar el beneficio de toda la familia, porque no existen las condiciones adecuadas para ello.

Lo anterior lo refirió Verónica Zamora, candidata a la presidencia municipal de Apizaco por el Partido Alianza Ciudadana (PAC), quién, a través de la labor de tocar puertas para dar a conocer sus propuestas, se ha encontrado frente a frente con la situación que viven las mujeres apizaquenses.

«Realmente hay muchas mujeres, porque me considero una de ellas, que, si son jefas de familia, estamos luchando por tener las buenas condiciones para llevar el alimento y la buena educación a nuestras familias, pero que no tenemos las condiciones adecuadas para ello. Necesitan tener a alguien que esté detrás de ellas para poder potenciar eso que traen dentro».

Por ello, refirió que, para poder disminuir la brecha de oportunidades, propone fortalecer el Instituto Municipal de la Mujer que ya existe en Apizaco, para que realmente las mujeres puedan encontrar un apoyo y un soporte que les ayude a encontrar solución a cada una de sus necesidades, pero principalmente empoderarlas.

Enfatizó que las mujeres, sin excepción, tienen todos los deseos y ánimos para poder trabajar pero que no siempre tienen un oficio o un lugar donde se puedan desenvolver. Añadió que es importante el trabajo del Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), pero que, en el camino para realmente empoderar a la mujer, falta todavía mucho.

«En este sentido, necesitamos algo mucho más profundo. Que podamos facilitarles conocimientos para que las mujeres puedan tener ingresos y así puedan llevar el pan a sus mesas», señaló.

Por ello, invitó a que el próximo 6 de junio, las ciudadanas y ciudadanos, pero sobre todo las mujeres, puedan votar por un proyecto incluyente y que piensa en favor de la mujer para el beneficio de todos los apizaquenses.

Deja un comentario