A través de acciones preventivas y de auxilio destinadas a proteger y salvaguardar a los tlaxcaltecas, sus bienes y el medio ambiente para afrontar la temporada de lluvias y ciclones 2023, el gobierno del estado, a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) y la Red Municipal de Protección Civil (RMPC), informó que se encuentra preparado para las eventualidades que implica esta época del año.

 

Tras la activación y presentación de protocolos en días pasados por parte de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) para la temporada de lluvias y ciclones 2023, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), delegación Tlaxcala, y algunos municipios, realizan trabajos de prevención y mantenimiento en cuencas hídricas de Tlaxcala, con la finalidad de prevenir desbordes de ríos o de algunos espejos de agua como, por ejemplo, lagunas, presas o jagüeyes.

 

El coordinador estatal de Protección Civil, Juvencio Nieto Galicia conminó a los ayuntamientos, en especial a los que tienen mayor infraestructura urbana, a implementar un ejercicio de desazolve constante.

 

“Seamos partícipes de la cultura de la prevención, aquellos municipios que tengan más infraestructura hidráulica, donde haya más población o concentración de gente, tiene que realizar dentro de sus acciones gubernamentales un desazolve adecuado para evitar encharcamientos e inundaciones en las viviendas de los ciudadanos; al mismo tiempo, a la población en general a evitar tirar basura, ya que con ello se pueden presentar emergencias que podemos prevenir”, resaltó.

 

La CEPC recordó que mantiene vigente el monitoreo de presas ubicadas en Atlangatepec, Recoba, Lázaro Cárdenas, El Muerto y San Fernando; mientras tanto, en las lagunas de Acuitlapilco, Teometitla, Zacatepec y ,Xalnene personal municipal vigila el avance, evolución y, en su caso, desfogue controlado como medidas de prevención y protección de la población tlaxcalteca.

 

Ante un siniestro, Nieto Galicia explicó que los implementos y suministros que tiene el gobierno del estado son suficientes, sin desestimar que toda ayuda es importante, ya sea en insumos materiales o humanitarios. “Hasta este momento se tienen contempladas todas las provisiones necesarias para hacer frente a una eventualidad”, determinó.

 

Por último, la CEPC exhorta a los ciudadanos a que si por alguna razón observan algún riesgo en su patrimonio o familia, no duden en comunicarse a los números telefónicos (246) 462 1725 y (246) 462 5479 para la supervisión y prevención, y en caso de tener alguna emergencia de tipo hidrometeorológico llame al 911 para su atención.

Deja un comentario