Su personal de confianza además de borrachos, son una carga para el erario público.

Por Luis Miguel Nava | Tlachireportero

Repentinamente le llegó el amor al presidente municipal de Xiloxoxtla, Francisco Zacapa Rugerio, anda como adolescente paseando con su novia y dándose gustos que le estarían costando al erario público.

Y es que para nadie es nuevo que tiene conexión sentimental con la coordinadora de catastro, Graciela Maldonado, que por cierto cariñosamente le dice “Chelita”, esto ha provocado que se olvide de los pendientes que tiene en la alcaldía, incluso de solventar las observaciones millonarias que provocaron la reprobación de la cuenta pública 2022.

Ramos de rosas, chocolates, peluches son algunos detalles que resaltan en la relación amorosa que casi siempre tiene como escenario la plaza Angelopolis del estado de Puebla, según ellos se van lejos para que nadie los vea, pero hay fotos y videos de sus paseos en la plaza de gente adinerada. Estos últimos se darán a conocer antes de que inicie el proceso de campañas para ponerle sabor al caldo.

Esto es un acto de cinismo, mismo que es solapando por sus fieles gatos, huevones y borrachos, “Gerardo y Daniel”, los cuales representan una carga para la administración municipal, porque no trabajan, pero como tragan.

Todo lo anterior es más importante que la reprobación del ejercicio fiscal 2022, porque lo que no sabe la ciudadanía, es que el flamante petista habría desviado más de 8 millones de pesos, producto del pago de impuestos de los ciudadanos.

Según el dictamen del órgano fiscalizador, solo por poner un ejemplo, se pagaron en el 2022 alrededor de 1 millón 245 mil 623.42 pesos de sueldos y remuneraciones que nunca recibieron los supuestos beneficiarios.

Hay más información que poco a poco se tiene que ir sacando a la luz pública …

 

Deja un comentario