Cero y van cientos, de nueva cuenta personal a cargo de Augusto “Descoordinador” de Comunicación Social, dio de que hablar, solo que esta vez no fue por su incapacidad, sino por su prepotencia, así como lo escucha, a menos de 4 meses de haber llegado a la dependencia ya alardean de los conectes que tienen en el estado.

Lo anterior en una riña que sucedió este martes en el bulevar Ocotlán de la capital y que los vecinos del lugar tuvieron que reportar al servicio de emergencias 911 y quedó asentado con el FOLIO: 2402130555, sobre todo porque un oficial cumplía cabalmente con su deber ya que resguardaba la integridad de los cientos de niños que desfilaban por las principales calles de la ciudad de Tlaxcala.

Al parecer estos seudoperiodista -PORQUE ASI SE PRESENTARON, AUNQUE NUNCA EN SU VIDA HAYAN REDACTADO NI UN PÁRRAFO- a cargo de la coordinación de comunicación del gobierno del estado llegaron al más estilo “Mi rey” y agredieron al oficial, alegando que no sabía con quienes estaba tratando.

Al más puro estilo de “Javi Noble”, con todo abuso de autoridad y prepotencia personal de la coordinación agredió verbal y físicamente al oficial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que cumplía su trabajo (repito protegiendo a los infantes que desfilaban en ese instante), entre ellos se encontraba Guadalupe N quien se logra ver en la imagen, quien amenazo e insulto fuertemente al elemento del orden y dijo «no sabes con quien estás hablando soy de la Coordinación de Comunicación y te van mandar a ch%##@$^& si no quitas pen$%@&&##*», así lo denunciaron vecinos que circulaban en la avenida Ocotlán.

Pero el colmo, fue que también entre estos tres se encontraba el secretario particular de Augusto, el hidalguense Sergio del Valle, que al parecer no se le ha olvidado lo que aprendió en su tierra y al más puro estilo de su patrón, a quien han señalado de prepotente, misógino, machista y homofóbico, vaya que le han aprendido muy bien cómo se piden las cosas, ya que son pensar en nadie y en las consecuencias que podría causar, intentaron pasar sobre la autoridad y sobre los niños que en ese momento circulaban por el lugar.

Imagínese usted si estos tipejos, hubieran llegado a las calles dónde se realizaba el desfile y hubieran así sin más pasado con su unidad, que además es oficial, por en medio de los contingentes de infantes, no quiero ni imaginarlo.

Grabe la imagen de estos tres, porque no vaya a ser que en una de esas dónde se sienten intocables, ahora sí dañe la integridad de los demás, ya que hoy atentaron contra los participantes del desfile infantil.

Deja un comentario