El panista Angelo Gutiérrez que se encadenó como canino en la sede nacional del PAN en su capricho de ser candidato, ahora utiliza una banda para bailar en la pero etapa de la pandemia
En su ansiada búsqueda por ser presidente municipal de Apetatitlán, el panista pizzero Angelo Gutiérrez Hernández utilizó a una banda de música norteña para bailar como borracho en pleno centro de la comunidad de San Matías Tepetomatitlán aún cuando la pandemia por COVID-19 atraviesa la peor etapa en la entidad.

El exdiputado pizzero aprovechó la banda para mostrar sus mejores pasos y hacer el ridículo frente a los habitantes de esta comunidad y así tratar de ganar la simpatía que no pudo lograr cuando fue diputado por la vía plurinominal, es decir, sin haberlo ganado con votos.

El político faldero de Adriana Dávila Fernández fue criticado por los usuarios de las redes sociales, quienes lamentaron que ahora que quiere un hueso, sí trate de convivir con la población y cuando fue diputado se dedicó a robar con su hermano Valentín.

El joven entusiasta qué pasó de repartir pizzas a ser el que le limpia los zapatos a Adriana Dávila, ha sido cuestionado por los habitantes de Apetatitlán, municipio que pretende gobernar como lo hizo su consanguíneo.

Angelo Gutiérrez es más conocido por ser golpeador de mujeres y por escándalos que por el trabajo realizado en el Congreso del Estado, lugar al que llegó plurinominal, gracias a ser lambiscón con Adriana Dávila y no por méritos propios.

Deja un comentario