Si las autoridades no los obedecen, cierran la circulación o exigen a la Guardia Nacional que asegura a otras empresas

El monopolio de Grúas Díaz y Tlaxcala, pretenden ordenar a las autoridades municipales y estatales, para ser los únicos que puedan dar el servicio de arrastre y traslado de unidades cuando se ven involucradas en un accidente, hecho delictivo, falla mecánica o cualquier incidente.

La noche del viernes, se registró un accidente en la zona centro de Zacatelco, donde los policías municipales y estatales acordonaron la zona y pidieron la inmediata intervención de una grúa para el retiro de la unidad y así agilizar la vialidad que se vio interrumpida por más de 30 minutos.

Por ello, acudió la unidad más cercana, que cuenta con placas de circulación de grúas, es decir, emitidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y realizaron el retiro de la unidad en coordinación con las corporaciones que actuaron como primer respondiente.

Pero más tarde, acudieron las unidades de Grúas Díaz, y al ver que vehículo ya había sido retirado, exigieron a las policías municipales y estatales que les entregaran el servicio, incluso, aseguraron que de lo contrario la Guardia Nacional división Carreteras, procedería en su contra.

Sin embargo, las autoridades ignoraron a los quejosos, quienes al ver que no se salieron con la suya, optaron por cerrar la vialidad a la altura del centro de Zacatelco, para exigir que les entregaran el vehículo que ya había sido retirado de la zona.

Por ello, las policías municipales y estatales exigieron que la SCT y SECTE, actúen en contra de este monopolio que es conocido por abusar en el incremento de los costos de arrastre, además, que se llevan las unidades a los corralones más alejados para afectar aún más, económicamente, a los afectados en hechos de tránsito.

Y es que los mismos operadores de grúas Díaz, obedeciendo a sus superiores, ya han actuado de manera violenta en contra de otras empresas de grúas, cuando no les dan el servicio a ellos.

Deja un comentario