Sin respetar las oficinas del Congreso del Estado, Julio Cesar Hernández se olvidó que era un invitado en el Poder Legislativo y sin pelos en la lengua amagó, como un vil mafioso, con evidenciar la presunta corrupción de los mencionados legisladores representantes de la fracasada Cuarta Transformación.

 

Exclusiva Pepito EL Tlachiquero

Como si fuera una reunión de dos grupos de mafiosos defendiendo su territorio y negocio, ayer el arrogante presidente municipal de Apizaco y socio de la empresa ATHA, Julio Cesar Hernández Mejía acudió a las oficinas del Congreso del Estado para amenazar a dos diputados de Morena de tener evidencias en video y documentos que demostrarían sus conductas corruptas, de ahí que era mejor que aprobaran su cuenta pública del 2019 que se pretende rechazar al tener anomalías financieras por casi 23 millones de pesos.

Al acudir la tarde de ayer a la reunión para aclarar su situación contable, el panista que pretende dejar la alcaldía de la ciudad rielera para convertirse en flamante candidato a diputado federal por el primer distrito, se comportó como un cobrador de su fraudulenta empresa transportista y con gritos intentó defender sus desvíos millonarios.

El maquillado informe del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) que elaboraron los chalanes de la ambiciosa auditora general de ese instancia, Isabel Maldonado Textle, reveló que hay desvíos en la administración municipal de Apizaco e inconsistencias en el manejo de recursos etiquetados del Fondo de Resarcimiento a las Finanzas Municipales, el cual fue etiquetado por los ambiciosos legisladores morenistas Rafael Ortega Blancas y Miguel Piedras Díaz.

Sin respetar las oficinas del Congreso del Estado, Julio Cesar Hernández se olvidó que era un invitado en el Poder Legislativo y sin pelos en la lengua amagó, como un vil mafioso, con evidenciar la presunta corrupción de los mencionados legisladores representantes de la fracasada Cuarta Transformación.

Tu etiquetaste el dinero para la compra de dos tractores y si éstos salieron más caros y no se entregaron a las personas que los necesitaban es tu responsabilidad, le gritó el panista al ex matador de toros y nuevo rico de Tlaxcala Rafael Ortega, quien alzando la voz intentó frenar las acusaciones del edil y su presunta complicidad en la observación que el OFS detalló en su amañado informe.

Hay videos y documentos que te pueden exhibir, repitió una y otra vez el socio mayoritario de la empresa ATHA que está acusada de un presunto fraude fiscal al Servicio de Administración Tributaria. En pocas palabras el intolerante y arrogante Julio Cesar Hernández dejó entrever que esos materiales se harían públicos sí su cuenta pública del 2019 es reprobada.

Los ánimos se calentaron y Hernández Mejía también decidió emprenderla con el tímido presidente de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso del Estado, Miguel Piedras, a quien acusó de llevar a cabo una deficiente obra en Apizaco, misma que fue mal realizada y que por lo mismo se encuentra observada por los auditores del OFS.

Los diputados morenistas que se comportaron como otro grupo de mafiosos no se dejaron intimidar por la soberbia y prepotencia del presidente municipal de Apizaco. Lo que llamó la atención es que ninguno de los dos legisladores negó o desmintió las acusaciones del panista.

Lo que sí fue claro y demostró porque el PRI, PAN y PRD son lo mismo y participarán juntos en las elecciones del 2021, es que la legisladora local priista Zonia Montiel Candaneda, la perredista Laura Yamili Flores Lozano y el panista Omar Milton López Avendaño se dedicaron a defender la corrupta administración de Apizaco, pues en todo momento insistieron en que si se omite la compra de los tractores y una obra se alcanza el puntaje que esos estados contables requieren para ser avalados por el pleno.

Como se puede observar ese pleito de mafiosos sólo busca ocultar y tapar la corrupción que todos dicen combatir, pero que en realidad protegen y alientan.

Un comentario en «Sostienen pleito con gritos y amenazas alcalde de Apizaco con diputados locales»
  1. Nota de tercera…obvio viene de un pseudo periodista prostituto que demuestra ignorancia, ni siquiera sabe escribir correctamente ATAH, en fin ya cualquier pelagatos se dice reportero y publica estupideces.

Deja un comentario