Trascendió en la PGJE que la hoy fallecida sostenía una relación con uno de los trabajadores de sus pastelerías

El esclarecimiento de la muerte de la empresaria Donají Morales, podría dar un vuelco sobre las presunciones que se tienen hasta el momento y que se han ventilado por parte de familiares, amigos y conocidos a través de las redes sociales, donde el acusado sin pruebas contundentes ha sido el esposo y exfuncionario del gobierno del estado, Delfino Chamorro Macías.

Al interior de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), trascendió sobre otras pruebas que aportarían elementos sólidos para que se busquen otras líneas de investigación y no sea sólo la presión social, como ha ocurrido, siendo el cónyuge el principal señalado por los usuarios de las redes sociales y de conocidos de la hoy fallecida.

En manos de las autoridades se encuentra el teléfono móvil de la empresaria y ahí se pudo verificar que supuestamente, sostenía una relación sentimental con uno de los choferes de su empresa de nombre Armando y que no sería la primera vez que tenía algún tipo de relación extramarital, en este caso con un joven de 22 años de edad.

Se sabe que sus familiares conocían de esta situación y que le dieron la espalda por tratarse de un presunto adulterio, al grado de que le sería cerrada la fuente de financiamiento, lo que sumado a sus problemas conyugales, habrían llevado al fatídico desenlace que terminó con su vida.

Los encargados de las investigaciones, tendrían las pruebas de que el día de la muerte de la empresaria, presuntamente ella tenía planeada su huida con el joven, sin embargo, por causas desconocidas el trabajador determinó no concretar su plan y sus familiares al saber, le hicieron una fuerte reprimenda a la joven mujer, quien les habría comentado que dejaría de darles problemas.

La PGJE tiene en sus manos las grabaciones de cómo fue el momento de la muerte de la empresaria, quien habría fallecido por inhalación de dióxido de carbono debido a que se presume que tapó el tubo de escape de su vehículo para que los tóxicos gases se filtraran al interior del automóvil y finalmente quitarle la vida a la fémina.

Incluso dentro de la institución, también tienen en su poder los videos que se presume que muestran los momentos en los que el joven trabajador ingresaba al domicilio de la mujer, conteniendo momentos en los que el chofer tomaba algunas cosas de valor como joyería.

En la dependencia se filtró información sobre la presión que estaría ejerciendo el hermano de la hoy fallecida y director jurídico de la Secretaría del Bienestar estatal, Juan N., para entorpecer las investigaciones y que por ningún motivo se dé a conocer el motivo de la muerte.

Esa misma actitud, supuestamente se ha mencionado entre los trabajadores de la empresa de esta familia para que no se hable sobre el caso y que no se sepa que la empresaria había tenido supuestamente otras relaciones extramaritales.

Esto debido a que el hermano, asegura ser muy poderoso y que tras lo ocurrido no se puede saber la situación real de lo que sucedía al interior de esta familia.

La procuraduría estaría obligada a investigar también al joven Armando, ya que al tener las pruebas sobre la supuesta relación, también se podría aplicar el protocolo de feminicidio que indica que él suicidio puede ser inducido y no necesariamente es que físicamente le hayan quitado la vida.

A esto se suma el hecho de que, supuestamente Armando formaría parte de un grupo de jóvenes que se han dedicado a extorsionar emocional y económicamente a mujeres, situación que pudo haber ocurrido en este caso.

Debido a la presión de las redes sociales y el que personajes políticos se vieron involucrados de alguna manera, la PGJE deberá otorgar un planteamiento claro a la sociedad y que lejos de un linchamiento en contra de alguien, evidencie la realidad a pesar que esto pueda incomodar a la familia de la mujer fallecida.

Un comentario en «Muerte de Donají podría dar un vuelco»

Deja un comentario