El diputado del PES José Luis Garrido Cruz dijo ser víctima de un robo de un vehículo propiedad del Poder Legislativo, el cual minutos más tarde apareció accidentado en la capital.

 

Diego Oaxaca

 

Un escándalo amenaza con manchar nuevamente a la actual legislatura, debido a que el diputado local de PES y presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, José Luis Garrido Cruz, intentó engañar a la aseguradora al inventar un presunto robo del automóvil asignado por el Congreso del Estado, con el propósito de ocultar una volcadura en una de las calles de la capital tlaxcalteca.

De acuerdo con la información disponible, el legislador que se encontraba tomando bebidas embriagantes alrededor de las 3 de la mañana de este viernes en un bar localizado en la Ribereña del municipio de Totolac, reportó el robo de un vehículo de la marca KIA tipo Forte color blanco, el cual a los pocos minutos apareció volcado en una calle ubicada frente a la Prepa Morelos, cerca de Soriana Ocotlán.

El hecho que fue comunicado al 911 generó una movilización policíaca, por lo que fueron los elementos de la policía estatal los que acudieron al lugar donde la unidad estaba siniestrada para tomar conocimiento de los hechos.

Según el inquieto diputado local que en otras ocasiones ha sido fotografiado en “tables dance” y acompañado de bailarinas exóticas, estaba en un bar y al salir de percató que el automóvil propiedad de Congreso del Estado ya no estaba estacionado donde lo dejó, por lo que de inmediato lo reportó y a los pocos minutos se enteró que éste había sufrido un percance sin que hubiera rastros de quién lo conducía o algún testigo que hubiera constatado cómo se accidentó la unidad.

Los agentes de la policía estatal no creyeron la versión del presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del Estado por las inconsistencias de su historia. Lo mismo pasó con el ajustador y representante de la empresa aseguradora, quien informó a Garrido Cruz que si se comprobaba que su declaración era falsa no se procedería a cubrir el monto de los daños porque eso representaba un intento de fraude.

Una versión que no ha sido comprobada es que el legislador salió con copas de más y se accidentó, pero intentó cubrir su terrible error al inventar un robo. Otra refiere que una de las amigas cercanas a Garrido Cruz que se encontraba en el bar fue la responsable del accidente, sin embargo el diputado habría inventado lo del hurto para no generar alguna responsabilidad a la mujer con quien se encontraba.

La unidad será sometida a una minuciosa revisión para tratar de verificar si hay huellas dactilares de otras personas a parte del diputado y comprobar si el vehículo fue arrancado sin la llave original, ya que por lo regular esos automóviles no encienden si no se usa el dispositivo que se hizo para tal fin.

El diputado local podría enfrentar un escándalo que seguramente dañará más la imagen de la actual legislatura. Desde que llegó a la presidencia de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso de Estado son continuos los desmadres que ha realizado en las oficinas del edificio de la calle Allende, pues constantemente se le ve bebiendo alcohol a él y a sus amigas y colaboradores, actitud que ha sido reprobada por sus compañeros legisladores.

Deja un comentario