La empresaria Dulce María Silva Hernández, estuvo en prisión durante 14 meses en el vecino estado de Puebla (marzo 2016-mayo 2017) por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita.

Por Adolfo Tenahua

De acuerdo a la información vertida por el portal “Nación 321”, Silva Hernández estuvo recluida en el penal de San Miguel, en Puebla, tras ser acusada de recibir en cesión un terreno propiedad del apoderado de Invergroup, Edmundo Tiro Moranchel, quien fue procesado por defraudar a cientos de ahorradores poblanos.

Se informó que, en su momento, este predio se convirtió en una disputa con el gobierno de Rafael Moreno Valle por estar ubicado junto al Parque Lineal Angelópolis y el hotel Gran Fiesta Americana.

Pese a lo anterior, la empresaria trata de ocultar su pasado contratando grandes espectaculares, utiliza algunas plataformas para transmitir el perfil de una mujer de palabra que realmente está interesada por le necesidades de los tlaxcaltecas. Sin embargo, la duda entre los pobladores ha crecido, mas aun cuando hubo acusaciones legales por presuntos actos ilícitos.

Además de lo antes expuesto, se presume que Silva ha contratado a decenas de universitarios para que repartan volantes y limpien su imagen -porque según ella-, quiere competir por la gubernatura de Tlaxcala.

Deja un comentario